lunes, 3 de agosto de 2015

Garabateando con royal icing


Hola, bienvenidos a una nueva actividad semanal.

Esta semana inspiraremos a nuestros chic@s en algo que les encanta y que es participar en la cocina.

Para ello vamos a hacer unas facilísimas galletitas de limón que una vez cocidas y frías servirán como marco para dar rienda suelta a la imaginación decorándolas con royal icing.


Con ésta actividad podrás ver si tienes a un gran reposter@ en casa!

La receta para las galletitas es sumamente fácil. Los ingredientes a utilizar son:
175 grs. de harina todo uso
la Ralladura de un limón
110 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
50 grs. de azucar.
Todo ésto lo vas a colocar en un bol y lo vas a amasar con las manos, tarea que puedes encomendar a tus niñ@s. Una vez todos los ingredientes estén bien integrados, vas a a extender la masa con un rodillo hasta dejarla de medio centímetro de espesor (Espolvorea un poco el rodillo con harina para que no se pegue a la masa) para luego cortarla con moldes de figuras. Colocas en una placa de horno un trozo de papel de horno y sobre él tus galletitas con 3 centímetros de separación aproxidamamente para que no se peguen al hornearse. Hornear a 180ºC durante 10 a 12 minutos (no las dejes más tiempo porque se pierde el sabor a limón).

Recuerda dejar enfriar las galletas sobre una rejilla antes de decorarlas.

Para la decoración vamos a preparar un facilísmo royal icing, según puedes visualizar en el siguiente enlace de youtube: https://www.youtube.com/watch?v=UzgjEavLyrU

Una vez hecho el glaseado, podemos dividirlos en varias porciones para añadirle colorante alimentario y así tenerlo de varios colores.

Un truquito muy útil para no manchar la manga pastelera, es colocar la cantidad a utilizar de glaseado de color en un trozo grande de papel film, en el que lo hemos de envolver para luego atarle un nudo en uno de los extremos. Insertamos dentro de la manga el tubo hecho con el papel film con el lado abierto hacia la punta de manga por el que hemos de sacar el trozo de papel sobrante que cortaremos con un cuchillo. Poner inmediatamente la boquilla a la manga. haciendo esto podemos quitar el color que ya hemos usado y poner otro color sin necesidad de tener que lavar la manga.


¡A divertirse!, deja que tus chic@s dibujen a su antojo sobre las galletitas. Cada galletita será una creación diferente en la que ellos hecharán a volar su imaginación.

Así le quedaron a mi hijo, genial, no?

No te olvides de compartir con tus amigos en las redes!